Cómo tener un plan de vida sin dejar de improvisar

Cómo tener un plan de vida sin dejar de improvisar

¿Qué es un plan de vida?

Un plan de vida es una propuesta o listado de acciones que debes de hacer tu mismo, tomando en cuenta tus preferencias, gustos, metas, para organizar cómo ves tu vida dentro de 5, 10 o 15 años. Lo más recomendable es escribirlo, para que lo tengas muy presente y lo vayas adecuando según las metas que vas logrando, cambios y reajustes que puedes ir intercalando en tu camino.

Este listado de acciones, serán una guía para saber qué decisiones debes de tomar para llegar a lo que estás buscando que suceda en tu vida. En tu plan de vida debes de integrar varios aspectos, dentro de los cuales podemos encontrar:

  1. Plan de Vida Individual. Debo de conocer quién soy yo y cómo quiero vivir mi vida.
  2. Plan de Vida Físico. Cómo te cuidas, te vas a preocupar por tu alimentación y por practicar algún tipo de deporte, o no?
  3. Plan de Vida Espiritual. Cómo voy a realizar un crecimiento y fortalecimiento interno, por medio de una religión, una filosofía de vida, cómo por medio de alimento para el alma me voy a convertir en una mejor persona.
  4. Plan de Vida Familiar. Se hace en base a tus gustos y preferencias, pero en este caso debes de considerar a más personas para realizar esta parte de tu planeación, como el saber si te vas a casar, con quien, vas a tener hijos o no, cuántos, prefieres vivir soltero y sin compromisos. Cómo va a ser tu situación familiar.
  5. Plan de Vida Vocacional. A qué me quiero dedicar, quiero entrar a la universidad, y después estudiar una maestría en el extranjero para buscar vivir fuera de mi país.
  6. Plan de vida Económico. De qué vas a vivir, cómo te gustaría vivir, económicamente hablando. Cuánto quieres y de qué forma vas a obtener tus ingresos
  7. Plan de Vida Profesional. Te gustaría trabajar en una empresa, crear tu propia empresa, ser un profesionista independiente. Quieres ser el director de una empresa o un consultor externo. En esta parte del plan debes de preguntarte todo lo relacionado con tu trabajo.
  8. Tener un plan de vida integral es un espacio seguro donde vas a crecer, te ayudará saber qué vas a hacer y qué no, para no estar viviendo el día a día y resolviendo cosas porque son importantes o urgentes, y sólo reaccionar a lo que la vida te presenta.

Las 5 Preguntas que te debes de hacer para crear tu plan de vida

  1. ¿Qué es lo tuyo y lo qué más disfrutas hacer? Pregúntate esto y sabrás que puedes hacer durante horas, es más sino tuvieras la necesidad económica, aun así lo harías por el gusto de hacerlo.
  2. ¿Cuál es la visión que tengo de mí? ¿Quién quieres ser? A dónde quieres llegar, qué persona es en la que te quieres convertir.
  3. ¿Qué tengo que hacer para llegar ahí? Al responder esta pregunta estarás estableciendo el trabajo que tienes que realizar para lograr tus objetivos.
  4. ¿Qué vas a perder para lograr tus objetivos? Toda elección tiene una pérdida, decides dejar algo por tomar otra cosa mejor, pero qué estarás
  5. ¿Cómo hago que suceda? Dale seguimiento a tus acciones y vete adecuando a los cambios y circunstancias.

Hazte responsable de tus decisiones.

Sólo considera que debes de ser responsable de tus decisiones y no pienses que no pasa nada, que al fin es algo simple, toda acción tiene una reacción, ley de vida y ley científica. Para que te des una idea, te dejo unos ejemplos y verás como a tu mente vendrá la consecuencia por hacer o dejar de hacer algo y está bien, sólo hazte responsable de tus decisiones y no culpes a los demás.

  • ¡Ah! No pasa nada si dejo de estudiar uno año.
  • ¡Ah! No pasa nada si me quedo en el trabajo que odio, total no pagan mal.
  • ¡Ah! No pasa nada si me caso con mi novio que ya no amo.
  • ¡Ah! No pasa nada si como y subo de peso.
  • ¡Ah! No pasa nada si ___________________

Debes de estar preparado para las emergencias.

En esta vida lo único que tenemos realmente seguros los seres humanos, es la muerte. Así que es bueno que dentro de tu plan de vida mejor que tengas un plan extra y otro de emergencia, para poder resolver la situación de la mejor manera posible. A qué me refiero con extremo,

  • ¿Qué pasa si sufres un accidente grave?
  • ¿Qué pasa si muere una persona que paga mi escuela y tengo que trabajar?
  • ¿Qué pasa si la empresa que creaste se va a la quiebra?
  • ¿Qué pasa si pierdes el trabajo de tus sueños?
  • ¿Qué pasa si ________________________?

Cuida y contempla los casos extremos, ¿cómo vas a resolver una situación extraordinaria que la vida te presenta? A la mayoría de las personas no nos gusta pensar en la muerte o situaciones muy complicadas que se nos presenten, con esto no me refiero a que seas pesimista y atraigas cosas malas a tu vida, sólo que seas previsor, tengas una idea de cómo accionar ante una emergencia.

Debes de considerar cómo vas a resolver estos puntos extremos, pero el improvisar sabiendo quién eres y lo que quieres, no es tan malo del todo.

Cómo tener un plan de vida, sin ser aburrido.

El que tengas un plan de vida, no significa que nunca lo vas a ajustar adecuar y que tengas una vida sin diversión. Dentro de tu plan de vida debes de considerar aspectos importantes como el decir todos los domingos me reúno con mis amigos a jugar fútbol o para mí es muy importante una vez a la semana pasarla increíble con mis amigos. O para mí es muy importante pasar tiempo con mis amigas, me sirve de distracción y cargo la pila para seguir trabajando. No todo lo planeado tiene que ser serio, formal o aburrido, contempla las cosas sencillas que te aportan y te hacen feliz. Ten un plan basado en tus preferencias y talentos, donde la mayoría del tiempo lo enfoques a eso, sin olvidar los tiempos libres y los cambios y ajustes.

Improvisar, no está mal

Cuando eres un ser consciente y tienes muy claro qué te gusta hacer y en qué eres bueno, una de las ventajas es que puedes ir ajustando tu proyecto de vida, sin que los cambios te impliquen algo malo. El improvisar es hacer algo sin estar preparado, es una habilidad que puede tener puntos a favor, ya que te hace ser fluido y creativo. Mientras que tengas claro tus gustos, habilidades la meta final, el improvisar a lo largo del camino, te puede ir muy bien.

El que improvises es que seas flexible, que estés abierto al cambio, que si la vida te abre otro camino diferente al planeado, seas lo suficientemente creativo para readaptar tu plan y puede ser posible que el panorama que se te presenta sea mejor que lo habías planeado.

En arquitectura los edificios de acero, y algunos hechos ya con plástico, como el Cubo de Agua de Beijing, funcionan mejor que los edificios rígidos de concreto.

¿Por qué? Porque el acero es más flexible, en caso de sismo tiene la capacidad de moverse al rito del movimiento, en cambio un edificio duro y pesado de concreto se rompe cuando se ejerce mucha fuerza. Por ejemplo toma un lápiz de madera de cada extremo y trata de hacer un arco con él, cuando apliques demasiada fuerza se romperá y no lograras tu cometido.

 

Patrocinador Instagram

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *