20 características de un buen líder

20 características de un buen líder

Según el Doctor Jaime Grados, especialista en psicología laboral y recursos humanos, propone un listado de las 20 características de un buen líder, la cual retomo en este artículo, aportando ejemplos, análisis, opiniones, tendencias y mi vida profesional adquirida durante 22 años de experiencia. Así que comencemos.

1.- Objetividad.

Capacidad para analizar, juzgar y tomar una decisión justa acerca de una persona o situación, independientemente de las actitudes o sentimientos propios.
Ésta es la característica principal de un juez, no puede tomar parte durante un juicio por que le parezca justa una causa o tenga afinidad con los involucrados, debe de ser lo suficientemente profesional y basarse únicamente en las leyes y la ética para dar un veredicto. Parece fácil entenderlo así, sabemos que ese es su trabajo y nos queda muy claro el ejemplo; pero cuando nos toca aplicarlo a nuestra vida diaria muchas veces nos gana la emoción y perdemos objetividad. Por ejemplo, estás estudiando diseño industrial y como ejercicio tienes que diseñar un mueble al estilo de la Bauhaus y tu profesor no te aprobó tu trabajo. Lo crees injusto y no estás de acuerdo. Tienes que analizar esta problemática desde un punto de vista objetivo, olvidándote que tú eres el principal afectado y ver el punto de vista de tu profesor y no sólo el tuyo.
Lo mismo pasa en tu trabajo, debes de ser objetivo para la toma de decisiones, no basarte en una pobre inteligencia emocional, analiza la perspectiva de todos los involucrados, ten la visión de ver lo que llamamos a veces el BIG PICTURE y no te encierres en tu ego.

2.- Comunicación Oral.

Capacidad para hacer una presentación oral y mostrar habilidad para escuchar y responder a lo que se pide de forma coherente.
Esta es una de las grandes dolencias de los empleadores, se quejan de que los jóvenes están muy preocupados por tener títulos de universidades de prestigio, maestría y 10 de promedio, pero ya sabemos que un buen promedio no te asegura el éxito profesional. Las empresas se quejan de algo que la mayoría de nosotros damos por sentado de que lo hacemos de manera natural y bien, el hablar el español, que es nuestra lengua materna.
Como podemos ver en la imagen inferior, según la Encuesta Nacional de Competencias 2014 los profesionistas no pueden sostener de manera efectiva una conversación, oral o escrita, con sus jefes, compañeros de trabajo o clientes.
En diez años que tengo impartiendo clase lo puedo confirmar, desafortunadamente, esta problemática. Cuando los alumnos pasan al frente a exponer un tema, o presentan sus trabajos y defienden sus ideas, muy pocos lo hacen de manera exitosa. Así que manos a la obra para desarrollar esta habilidad, con práctica, leyendo y aumentando tus conocimientos, se facilitará esta encomienda.

3.- Comunicación Escrita.

Capacidad de expresar ideas con claridad de forma escrita.
Este punto va de la mano con el anterior. En este mundo lleno de tecnología muchas de nuestras comunicaciones son por medio de mensajes escritos, correos electrónicos, chats, whatsapp, comunicados, redes sociales, etcétera. Debes de ser lo sufrientemente competente de darte a entender sin tanta vuelta, faltas de ortografía, errores de redacción o un lenguaje no apropiado a la persona a la que te estás dirigiendo, por ejemplo si estás hablando con un cliente y te contrata ya que eres especialista en lago que él no tiene conocimientos, si lo haces con un lenguaje muy técnico y rebuscado, no es la manera adecuada de entablar una comunicación con él, ay que deberá de quedarle muy claro lo que quieres expresarle.
Y otra vez, si quieres mejorar tu habilidad de comunicación escrita y oral, te recomiendo que leas.

4.- Percepción.

Habilidad para identificar o reconocer un problema actual o potencial.
Un buen líder es capaz de ver más allá, de ampliar su percepción de las situaciones. Esto te ayudará a disminuir riesgos y evitar errores, si ya sabes que algo puede pasar, es mejor que tomes acción para prevenir y no sólo una solución cuando el problema ya está sobre ti.

5.- Sensibilidad.

Habilidad para responder y reaccionar a los problemas, considerando sentimientos, emociones y necesidades ajenas.
Si analizas este punto, al igual que la objetividad, involucra a otras personas. Ya que un buen líder sabe que no trabaja en solitario, depende y colabora dentro de un equipo de trabajo.
Te mencionaré un ejemplo que me parece excelente para este punto, en una entrevista a uno de los grandes creativos de la publicidad en México, platicaba que tienen que concursar por las cuentas, en ocasiones entre 5 u 8 agencias, más. Presentan sus propuestas y sólo una gana el contrato. Una vez un cliente, una gran cuenta multinacional, les dijo que el concurso se llevaría a cabo el 26 de diciembre, a lo cual él analizó: “Si esta persona, que si gano la cuenta, será mi jefe durante casi un año, me pide que presente una propuesta y haga trabajar a marchas forzadas a mi equipo el 24 y 25 de diciembre, perdiendo la oportunidad de pasar tiempo de calidad con su familia, así será todo el año. No tendremos oportunidad de ser tratados como profesionales y seres humanos, sino como máquinas que responden a entregar un trabajo”. Por lo tanto no aceptó concursar y tener la oportunidad de ganar esa cuenta. Podrás decir “perdió una gran oportunidad de prestigio y ganancia económica”, yo sólo te preguntaría ¿A qué precio? Un buen líder debe de ver por el bien de las personas con las que trabaja, no perseguir el fin económico únicamente, nunca olvidar la dignidad humana de los integrantes del equipo.

6.- Liderazgo.

Habilidad para influir en otros y dirigirlos a cumplir una meta de forma eficiente, empleando técnicas de persuasión y delegación de actividades.

Un líder a diferencia de un jefe, es aquel que aconseja y guía, no quien sólo manda y espera que sus órdenes sean cumplidas; no tiene envidia de su grupo de trabajo y trata de someterlos para que él sea el único que brille. Es dejar una huella, impulsarlos a dar más, a cumplir los objetivos de la mejor manera, y estando abierto a delegar acciones. Esas personas que se creen perfectos, que nadie va a hacer las cosas como ellos, los conocidos como todólogos del equipo, ya que no dejan trabajar a los demás, no tienen habilidad de liderazgo. Nadie es perfecto, todos tenemos puntos débiles y de crecimiento que es mucho mejor contar con gente experta en esa materia, por ejemplo, en una sinfónica cada quien es especialista en su instrumento, y es a lo que se concentra, tocarlo de manera magistral. Todo con el fin de que el concierto sea perfecto, y no que el director de orquesta quiera dirigir, ser el solista de piano, tocar el violín y además ser parte del coro.

7.- Habilidad Gerencial.

Capacidad para hacer el uso más eficiente de todos los recursos (papelería, presupuesto, recursos humanos, etcétera) para obtener resultados efectivos.
Ser un buen líder, es saber ser un buen gerente y administrador de los recursos, tanto los materiales como los que no lo son. Pensar en cómo harpas más con menos, aprovechar los recursos que tienes, aunque estés iniciando tu propia empresa y seas el único que trabaja en ella, debes de saber cómo lograr tus metas qué plan de acción de hará llegar a ellos.

8.- Iniciativa.

Capacidad para prever cursos de acción y la habilidad para comenzar actividades sin estimulación o apoyo de otros.
Un buen líder es un gran iniciador de las cosas. ¿Cuándo fue la última vez que comenzaste algo nuevo? ¿Cuándo encontraremos una vacante en una empresa para un Vicepresidente del Área de Comienzos? Según explica Seth Godin en su libro ¡Házlo! Una empresa no puede crecer y expandirse si no propone nuevas metas y retos. Un buen líder, debe de iniciar, proponer y demostrar su potencial.

No es necesario que inventes el hilo negro, puedes iniciar proponiendo pequeños pasos que ayuden y aporten al equipo de trabajo, empresa o tus clientes.

9.- Trabajo en equipo.

Voluntad para cooperar con el grupo de trabajo en la toma de decisiones.
Un buen líder no tiene empleados, tiene un equipo de trabajo que aporta, soluciona, crea y es parte de un todo. El líder, sólo es la cabeza rectora, pero sabe escuchar a los demás, no cree que es el único capacitado para resolver todo. Hace poco tiempo vi en Netflix el documental Print de Legend, del 2014. Habla de cómo iniciaron las grandes empresas dedicadas a la impresión en 3D. Una constante que tenían, era que son jóvenes estudiantes o recién egresados, sin dinero, comenzando con sus propios recursos y en su casa, pero con ganas de comenzar algo y de diferentes disciplinas y profesiones. Por lo general había un ingeniero en sistemas, un programador y un mercadologo o diseñador. Cada uno se encargaba de su especialidad, ya sea armando las impresoras y viendo cómo funcionan, el otro realiza la programación para imprimir y el mercadologo y diseñador con estrategias de cómo comercializar sus productos y generar la identidad de la marca. Ninguno era más importante que el otro, esas 3 cabezas, según lo iba demandando el negocio, iban adjudicando más gente al equipo, aportando y generando contenido; que en muchas ocasiones , era gente que aportaba sin recibir una paga, dentro de comunidades virtuales, sólo con la finalidad de impulsar y crecer la industria de las impresoras 3D.

10.- Planeación y organización.

Proceso mediante el cual se establecen cursos de acción para sí y los demás miembros del equipo. Para complementar la tarea.
No puedes ser un buen líder sin tener un plan. Cómo vas a saber a dónde y cuándo llegar si no lo planeas. Para iniciar un negocio debes de tener un plan de negocios, el más utilizado actualmente es el Model Canvas, por si te interesa conocer más de este modelo basado en 9 pasos estratégicos, te recomiendo leer el libro Business Model Generation de Alexander Osterwalder.
Dentro de tus planes debes de tener bien especificado las estrategias de emergencia para imprevistos y emergencias, no siempre todo te saldrá perfecto, cuando esto suceda cómo lo abordarás. Para que sepas qué estrategias puedes abordar, te invito a leer Cuando el Plan A no funciona, está el Plan B y el Plan Z basado en una conferencia impartida en WOBI (World of Business Ideas) por Ben Canschola, autor, junto con Reid Hoffman, el co-fundador de LinkedIn, del exitoso libro The Start-Up of You, en el cual podrás encontrar información para poder acelerar tu carrera y ser más competitivo.

11.- Evaluación.

Habilidad para evaluar y calibrar propuestas de reporte u observar el desempeño, conducir evaluaciones del desempeño, juzgar resultados de proyectos y valorar sugerencias propuestas por los colaboradores.
Ya que tienes marcado el camino a dónde llegar, necesitas evaluar el camino recorrido. Validar los logros tanto tuyos como los de equipo de trabajo, ver qué realmente se considera como logro y qué como error. De los errores, cuál es el aprendizaje adquirido y las estrategias a seguir, no todos los errores son malos, son una opción de saber qué no hacer. Dentro de estas evaluaciones, debes de considerar las sugerencias de todo el equipo de trabajo, es por eso que las evaluaciones, tanto el proceso de evaluación, como los resultados obtenidos, deben de ser compartidos entre todos, para aportar, pero sobre todo es muy motivante que los aciertos sean reconocidos de manera pública.

12.- Toma de decisiones y elaboración e juicios.

Habilidad para identificar problemas, asegurar información relevante, desarrollar cursos de acción y la diligencia para tomar decisiones a partir de la información generada.
Los líderes son tomadores de decisiones (selección entre dos o más alternativas), ese es uno de sus roles, pero la cuestión no sólo es tomarlas, sino que se requiere que tengan un profundo conocimiento y experiencia para tomar las acciones necesarias para disminuir riesgos, resolver problemas, marcar rutas de acción para el mejor desarrollo del grupo y los individuos que lo componen.
Para tomar una decisión se requiere de una serie de pasos el primero es definir el propósito ¿Qué se quiere logar?, analizar sus pros y contras de cada una de las opciones, elegir cuál es la mejor y pasar de que sea una opción a una acción a tomar.

13.- Creatividad.

Búsqueda de soluciones analógicas, poco usuales o conocidas, enfocando problemas de varios puntos de vista o concepciones.
Tenemos la falsa creencia que la creatividad es sólo para los diseñadores, arquitectos o profesiones relacionadas con el mundo del diseño, y ¡no! Por ejemplo, el ingeniero Robert S. Langer profesor, investigador y director del laboratorio de Ingeniería Biomédica del Instiruto Tecnológico de Massachusetts (MIT) su trabajo se basa en el desarrollo de materiales biomiméticos en forma de polímeros, nanopartículas o chips, que posibilitan la distribución controlada de fármacos por el cuerpo humano. Tiene más de 800 patentes en neuro ciencia, nano tecnología y biotecnología, ahora trabaja en la elaboración de tejido humano utilizando el mismo principio que una máquina de algodón de azúcar. Así que ahora ¿sigues creyendo que sólo los diseñadores son creativos?
Ser creativo es dar diferentes soluciones a los mismos problemas, actualmente los negocios en internet son un ejemplo de una gran fuente de creatividad con mucho talento y trabajo, pero con pocos recursos económicos.

14.- Desarrollo de colaboradores.

Desarrollar o asistir en el desarrollo de habilidades y competencias de colaboradores, mediante entrenamiento y desarrollo de dinámicas, asesoramiento y delegación de responsabilidades relacionadas con el puesto actual y puestos futuros a ocupar.
A un líder no le preocupa que los demás brillen, al contrario hace todo lo posible para que crezcan y aporten, entre más desarrolladas estén sus habilidades y más competencias adquieran los miembros del equipo, los resultados serán mejores para todos. Qué mejor que si actualmente ocupas una posición en el grupo, tengas la visión de que si asistes a un congreso y contratas a un mentor que te ayude a mejorar ciertas habilidades y competencias, podrás subir en el organigrama de la empresa. Un verdadero líder hará lo posible porque lo consigas y recibirás todo su apoyo, ya que lo ve en un ganar, ganar. Ganas tú, gana la empresa, gana el cliente y gana el equipo de trabajo
Es momento de perder las individualidades o querer ser el rockstar, todos son un equipo con el balón en su cancha, con el propósito de anotar el gol.

15.- Trabajo bajo presión.

Capacidad para mantener la calma y responder con seguridad y firmeza en actividades de tiempo requerido y alta capacidad demandada.

Ser optimista contribuye a trabajar de mejor manera cuando estás bajo presión.

Sian Beilock

Siempre se te van a presentar imprevistos y es importante que sepas diferenciar entre lo que es importante de lo urgente. El saber cómo actuar en momentos bajo presión, es una habilidad que un buen líder debe de tener, el saber cómo actuar con poco tiempo disponible y muchas actividades por resolver y que lo hagas de manera eficiente, productiva y con los menores errores posibles. Para saber cómo actuar te comparto unas estrategias que te pueden ayudar:

1.- Vea la situación desde una perspectiva diferente, a veces nos enfrascamos en lo mismo y al tratar de ver las cosas con otros ojos, refresca tu manera de abordar esa situación.
2.- Haz una lista de actividades, identifica las prioridades, en las cuales debes de marcar las estrategias para resolverlas, pero lo más importante, el tiempo invertido en cada una de ellas
3.- Traza rutas de acción por medio de mapas mentales o esquemas, para las personas visuales (que aprenden viendo) y las kinestésicas (aprenden haciendo) es mucho más sencillo tomar decisiones cuando las ideas salen de la mente y se materializan.
4.- Distribuye el trabajo en equipo, es importante delegar tareas y entre todos sacar adelante la situación, todos trabajando por un mismo fin.

16.- Flexibilidad conductual.

Conducta dúctil, adaptable y efectiva cuando es confrontado en diferentes situaciones y circunstancias o personalidades.
No pienses que sólo un líder es aquel personaje con una gran oficina, una linda secretaria y un auto importado en el estacionamiento. Un líder es alguien todo terreno, con gran capacidad de adaptarse a las circunstancias y brindar soluciones, aun en las peores circunstancias. El ingeniero inglés Michael Pritcher inventó un dispositivo portátil llamado LifeSaver, el cual es un filtro que purifica en segundos agua de desastres como inundaciones o tsunamis, convirtiendo un foco de infección en algo sumamente necesario y muy escaso en situaciones como éstas. Si te interesa conocer más de este sistema te dejo el link de su conferencia en TED donde explica y ejemplifica cómo funciona su genial invento.

17.- Impacto Personal.

Capacidad para expresarse con voz firme y seguridad, llamar la atención de la audiencia. Postura física erguida que impone respeto y despierta interés.
El lenguaje verbal es lo que dices sin hablar, la manera en que te plantas frente a los demás, tu postura, el tono de tu voz, la seguridad que proyectas al hablar el impacto que causas a los demás marca tu liderazgo. No puedes llegar con una voz suave, figura encorvada y proyectando poca seguridad, la gente no te prestará atención y por muchas ideas buenas que quieras comunicar, lo que dice tu boca no tiene relación con la imagen personal que proyectas y crearás confusión entre las personas que te escuchan.

18.- Sensibilidad organizacional.

Grado de conocimiento y conciencia de las políticas de procedimientos formales e informales de la organización.
El líder tiene un amplio conocimiento de cómo funciona la organización y cómo aplicar las políticas dentro de ella. Genera confianza y al mismo tiempo la tiene en cada uno de los integrantes de su equipo, provocando una comunicación ascendente y descendente, lo que quiere decir es que no sólo los subordinados escuchan y siguen al líder, sino que está inmiscuido con lo que ellos tienen que aportar y decir, aspecto que motiva la participación de todos y mejora los métodos de trabajo, cumpliendo así los objetivos establecidos.
El líder es capaz de ver el todo, el equipo de trabajo en conjunto, pero sabe reconocer y tienen la habilidad de ver las particularidades y diferencias individuales de los integrantes. Generando un ambiente de pertenencia al grupo, pero motivados por el papel individual de cada uno.

19.- Manejo de conflictos.

Capacidad para percibir discrepancias en los diálogos y habilidad para conciliar, reubicar el trabajo en grupo, relajar el ambiente y mostrar respecto por los sentimientos e ideas ajenas.
Un conflicto es el choque de dos ideas o posturas diferentes, entre varias personas, comunidades o entre uno mismo. El saber manejar un conflicto, abarca su procesamiento, el cómo darle solución y por último los resultados obtenidos. Su objetivo principal es reducir las diferencias que lo origina, para ir al fondo del conflicto. Existen dos estrategias principales para manejar los conflictos en un grupo u organización:

Estrategia Asociativa. Introducir a las partes en conflicto a que se acerquen, escuchen los diferentes puntos de vista de cada uno, trata de generar empatía y el objetivo es llegar a una solución que convenga a ambas partes. Así por medio de la comunicación efectiva se eliminan las diferencias, llegando a un consenso y compromisos para acciones futuras.
Estrategia Disociativa. Al contrario, se basa en separar a las partes en conflicto e impedir contacto entre ellas. De esta manera se evita el contacto y se opone el conflicto indefinidamente, al postergar o ignorar el problema.

20.- Asertividad.

Capacidad para mantener una actitud positiva y energética, sin ser agresivo u hostil.
La asertividad es una habilidad social que reúne pensamiento y conducta que te permite defender tus opiniones, derechos y puntos de vista sin agredir, ni ser agredido o que la otra persona intente cambiar tu opinión sobre el tema. Un buen líder es asertivo al no tratar de manipular a los demás y al mismo tiempo no dejarse manipular. Es el punto medio entre personas sumisas e inhibidas viven con frustración, ya que respetan las opiniones de los demás, pero no la propia, y la persona egoísta y grosera que defiende sus ideas de forma agresiva e impone su opinión, sin escuchar las aportaciones de los demás. La persona asertiva, sabe respetar a los demás sin dejarse de respetarse a sí misma, ya que su inteligencia emocional, autoestima y autosuficiencia se encuentran en un nivel alto y en un punto de equilibrio.

Patrocinador Instagram

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *