Cómo usar adecuadamente la imagen personal en Social Media

Cómo usar adecuadamente la imagen personal en Social Media

No te hagas eco, por medio de publicaciones de Twitter o Retweets, de imágenes cuyo origen desconoces y bastante menos si las mismas carecen de autorización o están orientadas a descalificar o vejar a terceros.

En una entrada previo, hablamos al uso de la imagen personal en los popular media. Lo que pretendimos con ello fue tener la atención respecto de la utilización rápida que se hace de la imagen de terceras personas sin que se tome presente que esa utilización necesita algunos cuidados para evadir compromiso por uso indebido.

Resumiendo, dijimos:

Son lícitas las imágenes en eventos que se lleven a cabo en sitios públicos

Las calles, plazas y fuentes públicas son foros de ingreso colectivo, entonces acostumbran ocurrir en ellos manifestaciones, ceremonias oficiales, celebraciones o algún otro acontecimiento que por su naturaleza convoca públicos varios, algunos porque necesitan estar presentes, otros sólo por curiosidad. Las fotos o videos relacionados con estos sucesos han de responder a la necesidad de dejar una memoria o registro gráfico o audiovisual de lo que ahí sucede, nada más.

Las fotos no han de ser descontextualizadas

Las fotos o videos conforman una reproducción temporal de un individuo o un hecho. Hay que proteger que estas tomas o grabaciones sean utilizadas con objetivos novedosos o en el contexto que corresponde. No es lícito usarlas después en un marco diferente o para relacionarlas con un hecho diferente, y bastante menos transferirlas a terceros cuyas metas de difusión no se correspondan con el hecho a propósito del cual fueron tomadas o grabadas.

Las fotos han de ser sólo para reseñas periodísticas de interés público

Lo dijo un fallo de un Tribunal de Milán, mencionado por Antequera parilli (2012): debe existir una estrecha relación entre la foto y el hecho noticioso de que se trate. La foto de un individuo “no con la intención de realizar un verdadero interés público, sino más bien para agradar la curiosidad morbosa del público, es ilegal”.

Facebook, Flickr, Twitter y las imágenes compartidas con terceros

Muy simple: o eres creador de las imágenes que compartes o tienes permiso para usarlas. Visto que las imágenes o videos estén colgados en la Red no supone que puedes usarlos libremente, menos todavía proporcionarles un uso comercial.

Desde luego, además hay otras elecciones con condiciones diferentes, libres de copyright, como son entre otras cosas las imágenes que están bajo Licencias Creative Commons, o en dominio públicodado que ha transcurrido en este último caso la vida del creador y además el período de custodia articulo mortem.

Sin embargo, en la mayor parte de las situaciones las imágenes -paradógicamente las que acostumbran gustarnos más y que son de autores contemporáneos- tienen una restricción expresa del creador o titular de los derechos de propiedad intelectual.

Por eso, pls, ten en cuenta de que cuando cuelgas imágenes personales en el muro de tu página en Facebook o tuiteas una imagen, lo haces en el contexto correcto. No te hagas eco, por medio de publicaciones de Twitter o Retweets de imágenes cuyo origen desconoces y bastante menos si las mismas están orientadas a descalificar o vejar a terceros.

Recuerda: la compromiso personal no es sólo directa de quien las cuelga, sino además indirecta, y eso nos comprende a todos los que, sin saberlo en ocasiones, contribuimos a su difusión. Comunicar material ajeno, todavía desconociendo que es es ilícito, no nos hace de hecho menos causantes.

El inicio es: el consentimiento dado para la utilización de la imagen, de parte de la persona retratada o grabada, se restringe al tiempo, espacio y propósito para el cual fue prestado (Sentencia de la Pretura de Eboli, (Italia), en Antequera Parilli, 2012).

¡No está demás recordarlo!

Patrocinador Instagram

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *